9 CONSEJOS DE ARTISTAS DEL MAQUILLAJE PARA APLICAR BIEN LA MASCARA

by 17 febrero 2021
9 CONSEJOS DE ARTISTAS DEL MAQUILLAJE PARA APLICAR BIEN LA MASCARA

Tener unas pestañas largas y perfectas es el sueño de muchas mujeres: independientemente de las modas que van y vienen, es innegable que tener una mirada magnética está en el top 5 de los deseos de cada uno de nosotros. Por eso es de fundamental importancia aprender a poner bien el rímel!

Además de ser un sinónimo indiscutible de feminidad, estos pelos alrededor de los ojos también cumplen una función importante desde el punto de vista biológico: no solo deben proteger la vista de agentes externos, como el viento y la lluvia, sino que también deben ayudar a expulsar el polvo o los residuos de maquillaje presentes en el ojo. Por ello, cuidar tus pestañas debe formar parte de tu rutina de belleza. Hablando de eso, ¿sabías que hay que peinar las pestañas? De hecho, hay peines especiales, como los que se utilizan para el rímel, pero sin color, que se utilizan para “cepillarlos”. Si la naturaleza ha sido buena contigo, dándote unas pestañas largas, gruesas y perfectas, entonces lo único que tienes que hacer es cuidarlas con productos de calidad que no ataquen excesivamente su estructura.

Si, por el contrario, tienes pestañas cortas y por tanto necesitas dejarlas crecer, entonces puedes recurrir a uno de los muchos remedios de belleza: desde complementos alimenticios, pasando por remedios naturales como el ricino y el aceite de coco hasta productos más específicos del mercado, las opciones son muchas. Suele aplicarse algún tipo de suero o líquido directamente en la base de las pestañas. Independientemente de cuál sea tu programa de belleza de pestañas, puedes realzarlas todos los días con un maquillaje de ojos que las resalte gracias a la máscara de pestañas adecuada y una técnica de aplicación impecable. Averigüemos cómo se pone el rímel, revelando algunos trucos a prueba de maquilladores, para tener pestañas largas y gruesas, ¡efecto casi de pestañas postizas!

Rizador de pestañas: tu mejor amigo

rizador de pestañas

El rizador de pestañas es uno de los protagonistas que no puede faltar en tu neceser: aunque a primera vista pueda parecer no solo difícil de usar, sino casi un instrumento de tortura, con el paso de aplicaciones ya no podrás prescindir de él. Como su nombre indica, su función principal es rizar las pestañas desde la raíz, gracias a la aplicación de una ligera presión. Si decides comprar el clásico rizador de pestañas, lo único que tienes que hacer es colocar las pestañas en el espacio adecuado y unir los dos brazos (como si estuvieras usando unas tijeras): aplique un poco de presión durante 5 o 10 segundos y luego retírelo suavemente. De esta forma tendrás unas pestañas perfectamente rizadas y un look ya más ancho y brillante.

Un segundo tipo es el rizador de pestañas térmico que actúa como una pequeña plancha de pelo: de hecho, gracias a una fuente de calor moderada y controlada, las pestañas se pueden modelar a tu gusto. La herramienta tiene forma de bolígrafo y su funcionamiento es fácil e intuitivo: Basta con colocar el cepillo en la base de las pestañas y realizar movimientos de abajo hacia arriba hasta que hayan asumido la forma curva deseada. La única advertencia en este caso es no acercar demasiado el rizador de pestañas térmico al ojo y usarlo antes de aplicar la máscara (de lo contrario podrías romperlos).

El pincel: úsalo bien 

El cepillo es la parte de la máscara que permite que cada casa de belleza se diferencie de las demás.

pincel mascara

De hecho, existen numerosos tipos de aplicadores que se diferencian no solo en la longitud, sino también en la conformación y en la función que realizan, así como en función del resultado deseado. De hecho, podemos distinguir:

  • Cepillo curvo: dada su forma, su finalidad es rizar las pestañas y, por ello, es ideal para todas aquellas personas que tienen pestañas que tienden hacia abajo;
  • Cepillo de tanque: aún poco conocido por el gran público, es un tipo particular de aplicador que garantiza un efecto abanico;
  • Cepillo de bolas: es una de las formas más nuevas del mercado de la belleza, pero también una de las más queridas. Su “superpoder” es poder “maquillar” las pestañas desde la base, incluidas las más cortas;
  • Peine: Amado por quienes prefieren un look natural, es absolutamente el mejor porque evita la formación de grumos y ese desagradable efecto de “pestañas pegajosas”. De este breve resumen, queda claro que el aplicador debe elegirse sobre todo en función del tipo de pestaña y sobre todo teniendo un efecto muy preciso a obtener.

Usa la técnica de zig zag 

¿Cuántas veces has escuchado a los gurús de la belleza repetir que el rímel debe aplicarse con la técnica de zig zag? Al menos cien veces, pero nunca lo has hecho porque no entiendes su utilidad … y aquí está: el motivo por el que hay que aplicar la máscara moviendo el pincel de derecha a izquierda, empezando desde la raíz hasta la punta, es que solo así el producto se puede distribuir por igual en todas las pestañas. Dependiendo de la intensidad que quieras darle a tu mirada, puedes hacer más pases o detenerte después del primero. Además, la técnica del zig zag te permitirá evitar grumos que, gracias a los movimientos rítmicos, serán eliminados por el propio aplicador.

Finalmente, aquí hay un consejo para maximizar los resultados: recuerde usar rímel también en el interior del ojo (el que está cerca de la nariz) y en las pestañas inferiores.

Siempre comience desde la base hacia arriba 

poner rimel

Si el efecto deseado es tener pestañas como de muñeca, no olvide comenzar siempre desde la base de las pestañas. Así como cuando te pones delineador tienes que empezar desde el interior del ojo hacia el exterior, la correcta aplicación de la máscara sigue la forma de las pestañas desde la base hasta las puntas. Además, siguiendo cuidadosamente esta precaución durante la aplicación de la máscara, podrás maquillar hasta las pestañas más cortas que, de lo contrario, no quedarían compactas con las demás. Una segunda ventaja de partir de la base reside en la posibilidad de no utilizar una cantidad excesiva de producto en la parte final de las pestañas que, por tanto, podrían volverse pesadas y doblarse hacia abajo, anulando así la acción del rizador de pestañas.

Al aplicar la máscara de pestañas, recuerda siempre una cosa: aplica un poco de presión con el pincel sobre las pestañas, como si quisieras que toquen el párpado fijo. De esta forma se puede amplificar el efecto “curvo” ampliando la mirada y aumentando el efecto de las pestañas curvas.

Cómo aplicar rímel en las pestañas de abajo

Aplicar rímel en las pestañas de abajo es el verdadero secreto para hacer que tus ojos se vean más grandes. Para ello, basta con aplicar el producto haciendo pequeños movimientos en zigzag para obtener un resultado más intenso, o de raíz a punta (como los estaba peinando) para un resultado más natural.

Si es nuevo en el rímel, recuerde mirar hacia arriba levemente al aplicar el rímel en las pestañas a continuación: De esta forma evitarás que, manteniendo la mirada baja, toquen el contorno de los ojos, manchándose.

Llega incluso a las pestañas exteriores

Una de las piedras angulares que persiguen los maquilladores en el campo de la aplicación de rímel es que el producto debe extenderse uniformemente sobre todas las pestañas. En particular, uno de los errores que no se deben cometer (pero que también es muy común) es excluir las pestañas más externas. No hay nada peor que ver el rímel bien colocado en la parte central del ojo, mientras que en la parte más cercana a las sienes o la nariz ver mechones olvidados de ciaglia. Siempre tenga cuidado de pasar el pincel también por esta parte, quizás utilizando la punta del aplicador para un efecto más definido.

Cómo decirle adiós a los grumos

Una de las grandes pesadillas de quienes usan rímel es la posibilidad de que se creen molestos grumos, estos no solo pesan la mirada sino que nos hacen parecer principiantes en el campo del maquillaje! Para evitar todo esto, primero tendrás que elegir un máscara de pestañas de calidad que no esté caducada o que no esté seca: en ambos casos el producto tiende a ser más denso y a formar grumos una vez aplicado en las pestañas. Un segundo truco para deshacerse de los grumos es peinarse las pestañas antes de usar el rizador y el rímel.

No te olvides de secar 

Al igual que con el esmalte de uñas, el rímel también necesita tiempo para secarse y fijarse en las pestañas. El tiempo requerido varía en función de una gran cantidad de factores, incluida la cremosidad del producto, así como la cantidad que se ha aplicado en las pestañas: cuanto más lo pongas, más tardará en secarse. Aquellos que estén más familiarizados con cómo ponerse el rímel, pueden aprovechar estos preciosos minutos para poder arreglar algún detalle en las pestañas que no funcionan: por ejemplo, ¿ha notado que, mientras se seca, la curvatura disminuye? no te preocupes y, con el cepillo, aplica un poco de presión sobre las pestañas ayudándolas a fijarse en una posición más “curvilínea”.

Cómo deshacerse de las manchas

Así como es difícil evitar las manchas cuando se pone lápiz labial líquido, incluso con el rímel pueden ocurrir pequeños errores. El cottonfioc es el gran aliado de quienes ensucian poniéndose rímel. En particular, para eliminar las manchas que puedan haber alrededor de los ojos, puedes humedecer ligeramente un algodón y secar el defecto eliminándolo. Para poder hacer esta pequeña operación sin empeorar aún más la situación, y evitar convertir un punto negro en un halo, tendrás que esperar hasta que la máscara esté seca.

¿Y tu? ¿Tienes otros consejos imperdibles para ponerte el rímel para un look perfecto? ¡Compártelo con nosotros!

Beauty news cada semana?
Suscríbete a la newsletter Abiby y obtén el 15% de descuento en el primer Plan Semestral. Para más información, consulta la Política de privacidad .

 

¿Quiénes somos? Somos Abiby

Abiby es el servicio de suscripción que te permite descubrir las mejores novedades en cuidado de la piel, maquillaje y belleza cada mes, con una experiencia única y sorprendente. Ser parte de la comunidad de Abiby significa descubrir antes que los demás las novedades en el mundo de la belleza, probar nuevos productos con los consejos adecuados sobre cómo usarlos mejor. Y significa recibir promociones y ofertas de marcas exclusivas y de vanguardia.
Lee más

Prueba la Caja de belleza de Abiby

¡La caja de belleza que te permite descubrir cada mes productos para rostro, cabello y cuerpo!
Descubre más

Te pueden interesar